5/3/09

bunyols de quaresma

El miércoles de ceniza marca el inicio de la Cuaresma, parca en carne, rigurosa y severa, con sus ayunos y abstinencias. Así, mientras que por Carnaval son típicos los alimentos grasos como la butifarra de huevo o la coca de llardons cuando llega la Cuaresma toca penitencia para recordar los 40 días que Jesucristo ayunó.

Popularmente se representa por una vieja de siete piernas a la que cada semana se le corta un pie, hasta que no quede ninguno, y entonces será Pascua. También se suele representar llevando un bacalao seco. Era la encargada de procurar que los niños comieran pescado por Cuaresma, se les amenazaba diciéndoles "Si comes carne, la vieja de Cuaresma vendrá y se te llevará".

Durante los días de carnaval el rey Carnaval y la vieja Cuaresma mantenian una lucha. La vieja Cuaresma acaba ganando, y se abandonan las leyes del rey Carnaval: los banquetes, la fiesta loca y el desroden dan paso al ayudo, al órden y a la calma. Os pongo a la buena mujer porque me ha hecho mucha gracia recordarla ya que en el cole la pintábamos y le íbamos arrancando pies.
Según la tradición, se comía entonces una especie de régimen basado en sopas con aceite, verduras y agua. Tan sólo los domingos se podía comer pescado, y los miércoles y los viernes buñuelos de Cuaresma, también conocidos como de viento o del empordà.

Así que, no me podía quedar sin hacer mis buñuelos de Cuaresma.
El domingo investigando por la red di con el maravilloso blog de Mercè, Cuina per llaminers, y con su receta de bunyols. Decidí hacer la suya ya que comentaba que se la había pasado su madre y eso me aseguró que estarían riquísimos.
Los míos no quedaron del todo bien, ese día no tuve muy buen día en la cocina, y mi pelea con las masas y la levadura fresca sigue. Dado el resultado final, decidimos llamarlos bunyols freestyle xxl.

Photobucket

.Ingredientes.
300 g de harina
25 g de levadura fresca de panadería
3 huevos
3 cucharadas grandes de leche tibia
3 cucharadas grandes de aceite de oliva o mantequilla
3 cucharadas grandes de anís o ratafía
100 gr de azúcar
raladura de 1/2 imón
canela molida
sal
aceite de oliva para freir
azúcar para rebozar

.Disolver la levadura en la leche tibia y ponerla en un bol grande. Mezclar la resta de ingredientes: el aceite, el anís, el azúcar, las yemas de los huevos (reservar las claras en un bol limpio para montarlas), la ralladura de limón, un poquito de canela y un poco de sal. Mezclar todo muy bien.
.Añadir la harina tamizada y amasar hasta obtener una masa bien fina.
.Montar las claras con un poquito de sal a punto de nieve y añadirlas poco a poco a la masa, integrándolas mediante movimientos envolventes para evitar que bajen.
.Tapar el bol con un trapo de cocina y dejar que doble su volúmen (1 hora aprox.)
.Coger porciones de masa y formar los buñuelos (con las manos o con dos cucharas untadas con aceite) y freírlos en aceite bien caliente hasta que tomen un color dorado. Sacarlos y colocarlos en una bandeja con papel absorbente, y rebozarlos inmediatemente en azúcar.
imprimir

3 comentarios:

Mercè dijo...

Per què dius que no et van quedar bé? A jutjar per la foto, diria que t'han quedat fantàstics!! ;)
Per cert, m'ha agradat molt tota la història de la vella quaresma i la foto amb les 7 cames... m'ha fet recordar quan era petita al col·legi! ;) jeje
Petons!

Samir dijo...

Es que la Anita es muuuuy exigente, y aunque hace magia con las fotos... Por lo menos no miente! ;)
Si que tienen buena pinta esos bunyols freestyle XXL jjejeje!

Miss Nono dijo...

merce: ais no sé, la masa no pujava, i em van quedar enormes! d'aqui el seu nom :)
Si,a mi també em va recordar molt al cole.
Petons!

Samir: yo mucho(exigente) y nunca miento! eso sí, los freestyle xxl estaban buenísimos, eso se tiene que reconocer.

 

© 2008 Ana Casanova